The avengers

ImagenHace un par de días leía en el Huffington Post la siguiente declaración de Noam Chomsky[1]: “Un ataque estadounidense contra Siria sin el apoyo de las Naciones Unidas sería un crimen de guerra, independientemente de que sea aprobado por el Congreso de EEUU.”, y me preguntaba acerca de si la venia de la ONU o de cualquier institución puede efectivamente legitimar un ataque militar de una nación a otra, si hay circunstancias donde esto es posible y otras en las que no, y quién podría determinar esto, dado el caso. Pareciera ser pues, una cuestión de poder.

Al nivel del sistema político global, el poder social en la forma de un Estado nación dominante, somete a otros por la mera necesidad de acceder a determinadas instancias y recursos, aún cuando el discurso sea otro, y contando además con la aprobación, o con la franca colaboración de organismos internacionales, o incluso, de los gobiernos de los países dominados. Esto conlleva que los Estados dominantes alcancen una mayor relevancia y desarrollen mayores capacidades para el ejercicio del poder. Se trata de un poder que no necesita ser justificado sino legitimado.

La legitimación del ejercicio del poder a una escala global se apoya fundamentalmente en la formación de un consenso o voluntad internacional alrededor de la promesa del desarrollo, el cuidado del ambiente o la seguridad para todos, con la esperanza de alcanzar un futuro común próspero. En este sentido, se hace válida la utilización de los recursos comunes o de los recursos de uno o varios Estados en función de los intereses particulares de otro Estado, que ganan anonimato, ubicuidad y fuerza de imposición bajo la apariencia de intereses sociales y globales.

Es frecuente que los intereses comunes y las reglas formales de una sociedad se vulneren en función de los intereses particulares y utilitaristas de cualquier otra sociedad con un mayor poder económico, político o militar, que recurre al trueque de lealtades para otorgar beneficios y protección a los países o regiones que se muestran como sus amigos o que son afines a sus intereses, así como para castigar, reprimir o excluir a sus enemigos o a los que se oponen a su dominación. Esto le otorga a determinados países o regiones la posibilidad de ejercer una hegemonía casi natural en el mundo, conformando un sistema altamente intuitivo y apenas consciente de sí mismo, pero que busca abarcar la mayor parte de las posiciones o dominios relevantes a nivel global.

Necesitamos considerar nuevas formas de interacción en relación con la autonomía que demanda la libre conectividad, la cooperación y el intercambio de las sociedades, garantizando que las personas y las sociedades no sean simples instrumentos del poder o del crecimiento económico, sino su objetivo último. ¿Habría condiciones para hacer posible esto, o se trata de una mera charla de café?

Anuncios

5 pensamientos en “The avengers

  1. Muy interesantes tus reflexiones, Ana. No creo que se trate de una charla de café, pero tampoco tengo respuesta a tu pregunta ¿Cómo desarrollar mejores condiciones para garantizar que las personas y las sociedades estén en el centro de las decisiones y no en la periferia? creo que nos das mucho para pensar este fin de semana.

    • Si, quizá podría haber muchas respuestas, o ninguna, pero creo que mientras busquemos esas respuestas en el ámbito macro, de los organismos, las instituciones o los países, y no las centremos en la forma en que vivimos cada uno, en la forma en que nos relacionamos cada uno con los otros, quizá también pensándolos como simples instrumentos para lograr nuestros propios objetivos, o en la forma en que nuestra sociedad y nuestra economía se organiza alrededor de estos mismos “principios”, no llegaremos muy lejos.

  2. Ana, primeramente tu título e imagen me llamo mucho la atención por mi afición a la ficción e los superheroes. Después cobro mayor sentido ver su conjunción y más aún porque la situación de Siria y las revelaciones de Snowden me parecen eventos de índole apocalípticos en donde estamos observando políticas perversas del país de la “libertad”.

    Justamente, te comparto la nota de ayer:
    http://aristeguinoticias.com/0609/mundo/video-nuevo-escandalo-mundial-por-revelaciones-de-snowden-aristegui/

    Esto es una invasión a la privacidad global, en términos prácticos, E.U.A. tiene en sus bases de datos, todas tus cuentas y sus contraseñas, tiene el número de tu tarjeta de crédito, junto con tu número de seguridad y esto desde la inclusión o intromisión a sistemas operativos de todas nuestras computadoras. Entonces ¿En quién confiar nuestra información? ¿En quien confiar nuestra paz?

    ¡Gracias por tu reflexión!

    • Hola Gerardo, gracias por tu comentario y el video que compartes. Terrible conjunción esa del poder político con el poder económico. Realmente pueden vulnerar y corromper todo. Pero no debería extrañarnos que ocurran cosas así mientras sean ambas cosas, preponderancia y dinero, los máximos indicadores de éxito en la vida de los individuos y de las sociedades.

  3. Hola:
    La “hegemonía” estadounidense me ha causado desde hace muchos años una postura de oposición y crítica a su Doctrina Monroe, en la que han sustentado todas las invasiones que han llevado a cabo en su historia. La relación entre EUA y la ONU es de dudosa reputación (¿compras?) y en estos momentos me parece que es evidencia de juego de poder.
    Me ha gustado mucho la frase de Gerardo ¿En quiénes confiar nuestra paz? Ayer el papa Francisco hacía un llamado muy claro y, creo, centrado en la justicia social.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s